Toma la pastilla roja!!!

BIENVENIDO Y TOMA LA PASTILLA ROJA "...Eres un esclavo, Neo/ Igual que los demás, naciste en cautiverio/ naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar/ Una prisión para tu mente/ Por desgracia no se puede explicar lo que es Matrix/ Has de verla con tus propios ojos/ Esta es tu última oportunidad/ Después, ya no podrás echarte atrás/ Si tomas la pastilla azul fin de la historia (La historia acabará)/ Despertarás en tu cama y creerás/ lo que quieras creerte/ Si tomas la roja, te quedas/ en el País de las Maravillas/ y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos/ Recuerda/ lo único que te ofrezco es la verdad/ Nada más..."

lunes, 29 de septiembre de 2014

Vacunas que enferman - FIRMEN Y DIFUNDAN



Markito tiene cuatro años. Desde su nacimiento y hasta el año y medio, todo en su vida transcurrió normalmente. Jugaba con sus hermanos, gateaba, caminaba y empezaba a decir palabras y frases cortas.
Luego de recibir las vacunas de calendario de los 18 meses, su vida y la nuestra cambiaron abruptamente, dejó de hablar en pocos días, dejó de mirar a quienes le hablábamos y de darse vuelta al mencionar su nombre.
A partir de allí comenzamos a buscar explicaciones a semejante cambio, y luego de consultar especialistas y hacer varios test nos dieron su diagnóstico: TGD (espectro autista).Los especialistas en el tema nos dijeron: “Si el niño hablaba y prestaba atención, y luego de ser vacunado dejó de hacerlo, uno de los detonantes fue el timerosal”.
Es muy importante vacunar a nuestros hijos, así como aumentar el calendario de vacunación en el país a niveles similares a los del primer mundo, pero también es fundamental que esas vacunas que los niños reciben no contengan mercurio.

Comenzamos a hacerle estudios y análisis de todo tipo; sin embargo, ninguno nos explicaba el origen de este trastorno ya que por los estudios genéticos sabíamos que había sido adquirida, no heredada.

El timerosal tiene 50% de mercurio y se usa como conservante para las vacunas. En Europa y en Estados Unidos ya se comenzó a eliminar de las vacunas.
Chile es el primer país de Latinoamérica que  ya cuenta con una ley que prohíbe el uso del timerosal en vacunas; pero la Argentina ni siquiera trata el tema.
La experiencia que vivimos con Markito no queremos que la vivan otros papás. Los estudios existen, y muchos países ya están protegiendo a los chicos de estos terribles compuesto que se agregan a las vacunas. Esto puede evitarse con una ley.
Muchas gracias
Valeria y Gerardo,
Papás de Markito

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada