Toma la pastilla roja!!!

BIENVENIDO Y TOMA LA PASTILLA ROJA "...Eres un esclavo, Neo/ Igual que los demás, naciste en cautiverio/ naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar/ Una prisión para tu mente/ Por desgracia no se puede explicar lo que es Matrix/ Has de verla con tus propios ojos/ Esta es tu última oportunidad/ Después, ya no podrás echarte atrás/ Si tomas la pastilla azul fin de la historia (La historia acabará)/ Despertarás en tu cama y creerás/ lo que quieras creerte/ Si tomas la roja, te quedas/ en el País de las Maravillas/ y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos/ Recuerda/ lo único que te ofrezco es la verdad/ Nada más..."

jueves, 7 de mayo de 2009

La influenza porcina es una lucha económica entre los Laboratorios Roche y la Humanidad.

El tema de las patentes farmacéuticas ha causado que Roche y Gilead obtengan ganancias multimillonarias. Mientras que los gobiernos no quieren echar para atrás su legislación sobre patentes farmacéuticas, el Instituto de Patología de la Fuerza Armada de EEUU obtuvo el genoma completo del virus de la gripe española, que usa la misma cepa que la gripe aviar y la gripe porcina. ¿Fueron ellos los causantes? No lo sabemos

Suiza. El grupo farmacéutico suizo Roche dice estar "listo" para enviar al mundo 3 millones de dosis de su medicamento antiviral Tamiflu (Oseltamivir), que la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda contra el virus de la gripe porcina. Roche, con sede en Basilea, había donado en 2006 esas dosis a la OMS para enfrentar una amenaza de pandemia de gripe aviaria, y las mantiene a disposición de la organización, almacenadas en Suiza y Estados Unidos. Aseguran que la OMS confirmó que el medicamento, recomendado contra la gripe aviaria, también es eficaz contra el nuevo virus de influenza porcina, de tipo A/H1N1.
Para el incauto, el gesto de Roche pareciera ser muy benevolente. Pero es necesario recordar que el medicamento fue desarrollado por la empresa estadounidense Gilead Sciences, que fue presidida entre 1997 y 2001 por Donald Rumsfeld, quien luego fuera ministro de Defensa del presidente George W. Bush. Rumsfeld continúa siendo accionista de Gilead, y cuando se inició la pandemia de gripe aviar, que causó un aumento del precio de las acciones de Gilead, circularon artículos de prensa asegurando que Rumsfeld se estaba beneficiando económicamente de esa pandemia. Tamiflú y las patentes
El anís estrellado es usado para fabricar uno de los componentes del Tamiflu, el ácido shikimico o siquímico extraído de las vainas de esta planta. También puede extraerse de la planta liquidambar, abundante en toda América. Algunas páginas web explican cómo sintetizarlo, pero el tema de las patentes farmacéuticas generalmente impide que empresas o gobiernos puedan sintetizarlo sin el permiso de Roche. Como se sabe, las patentes permiten que una empresa que haga descubrimientos o innovaciones mantenga la exclusividad de su fabricación y comercialización.
Pero cuando se está hablando de una vacuna que puede salvar la vida de millones de personas, muchas personas se preguntan por qué Roche no dona la vacuna al mundo, o por qué los gobiernos no toman la delantera y anulan estas leyes, al menos para estos casos específicos. Para nada es el interés de Roche o Gilead colaborar en la solución del problema. Ambas empresas ya ganaron inmensas sumas en 2005, vendiendo millones de dosis de Tamiflu a gobiernos asiáticos que temían un brote de la gripe aviar. Varios gobiernos (entre ellos la India, el segundo país más habitado del mundo) en efecto pensaron primero en sus ciudadanos antes que en las empresas privadas, y dieron autorización para sintetizar el Oseltamivir (Tamiflu genérico) sin el permiso de Roche. Las dosis genéricas cuestan la mitad que sus pares comerciales; Argentina y Tailandia también consideraron medidas similares.
Hoy, en 2009, Roche y Gilead nuevamente se preparan a vender millones de dosis de Tamiflú, que supuestamente puede curar la gripe porcina aún cuando el gobierno mexicano informó recientemente que ninguna vacuna es eficaz, y ofrece una recompensa de un millón de pesos al investigador que desarrolle una.
Fuerza Armada estadounidense obtuvo el genoma del virus de gripe española, "familiar" de la gripe porcina
La cepa H1N1 de gripe porcina que afecta a la población actualmente es un subtipo del Influenzavirus tipo A del virus de la gripe, de la familia de los Orthomyxoviridae. El H1N1 ha mutado en diversos subtipos que incluyen la gripe española, la gripe porcina y la gripe aviar. Mantiene su circulación después de haber sido reintroducida en la población humana en los años setenta del siglo XX. En 2004 y 2005 hubo mucha controversia en Estados Unidos por un estudio publicado en la revista Science y otras revistas científicas estadounidenses, donde un grupo de científicos, todos del Departamento de Patología Molecular del Instituto de Patología de la Fuerza Armada estadounidense, examinaron y obtuvieron el genoma completo del virus de la gripe española. Entre los científicos estaban Jeffery K. Taubenberger, Ann H. Reid, Raina M. Lourens, Ruixue Wang, Guozhong Jin y Thomas G. Fanning. Esto generó mucha controversia, dado que el genoma podría ser usado con facilidad, haciendo unas pocas modificaciones, para construir armas biológicas basadas en nuevas variaciones del virus. Taubenberger también comparó cepas H1N1 de la gripe tradicional, con el virus de 1918, descubriéndose que únicamente ha habido alteraciones en 25 o 30 aminoácidos de los 4.400 que componen el virus, lo que demuestra que pocos cambios en el virus H1N1 de la gripe tradicional, pueden convertirlo en un virus mortal. ¿Está el gobierno o la milicia estadounidense detrás del nuevo brote de gripe porcina? No lo sabemos aún con certeza. Pero, ¿hasta qué punto esperarán los gobiernos para considerar seriamente la eliminación de las patentes farmacéuticas, y otras formas de privatización del conocimiento? Tampoco lo sabemos.
Yvke Mundial (Luigino Bracci Roa), AgenciasLunes, 27 de Abr de 2009. 1:58 pm

Fuente:

http://www.radiomundial.com.ve/yvke/noticia.php?23585

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada