Toma la pastilla roja!!!

BIENVENIDO Y TOMA LA PASTILLA ROJA "...Eres un esclavo, Neo/ Igual que los demás, naciste en cautiverio/ naciste en una prisión que no puedes ni oler ni saborear ni tocar/ Una prisión para tu mente/ Por desgracia no se puede explicar lo que es Matrix/ Has de verla con tus propios ojos/ Esta es tu última oportunidad/ Después, ya no podrás echarte atrás/ Si tomas la pastilla azul fin de la historia (La historia acabará)/ Despertarás en tu cama y creerás/ lo que quieras creerte/ Si tomas la roja, te quedas/ en el País de las Maravillas/ y yo te enseñaré hasta dónde llega la madriguera de conejos/ Recuerda/ lo único que te ofrezco es la verdad/ Nada más..."

domingo, 17 de marzo de 2013

La Cámpora contra el Papa Francisco

Cristina y el Papa del fin del mundo


Buscan ligar a Bergoglio con la dictadura, pero la mafia neocomunista K  "La Cámpora") se olvida que Alicia Kirchner trabajó 7 años (SIETE) para Videla como funcionaria en el sur del país, y que la propia Cristina Kirchner   despojaba de sus propiedades a los que quedaron sitiados por la circular indexatoria 1050 de BCRA.  La “abogada exitosa “que dice ser, para justificar su fortuna, jamás presentó un habeas corpus por un desaparecido.
El activista por los derechos humanos y premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, aseguró que Jorge Bergoglio, “no tenía vínculos con la dictadura” como lo acusan algunos de sus detractores.

En declaraciones a BBC Mundo, Pérez Esquivel aseguró que “hubo obispos que fueron cómplices de la dictadura, pero Bergoglio no”. “No hay ningún vínculo que lo relacione con la dictadura”, agregó

“A Bergoglio se le cuestiona porque se dice que no hizo lo necesario para sacar de la prisión a dos sacerdotes, siendo él el superior de la congregación de los Jesuitas. Pero yo sé personalmente que muchos obispos pedían a la junta militar la liberación de prisioneros y sacerdotes y no se les concedía”, añadió Pérez Esquivel.

Bergoglio fue relacionado con la dictadura por el testimonio de María Elena Funes, una catequista que estuvo detenida en la ESMA, a raíz de la detención y posterior desaparición de dos sacerdotes jesuitas.

Por su parte, la exmiembro de la CONADEP, Graciela Fernández Meijide, aseguró que “de todos los testimonios que recibí jamás recibí testimonios de que Bergoglio haya estado relacionado con la dictadura”.

Sobre la críticas, Fernández Meijide opinó que “es gente que no sé por qué razón creen que tienen que ser fiscales de la Nación, y desde allí emiten rayos y centellas”.

Fernández Meijide resaltó la figura del religioso al asegurar que “encontré siempre en él una cabeza muy abierta”. “Es raro encontrar gente que escucha”, dijo.

Es poco probable que a estos dos popes de los DD HH en Argentina se les escape un ex represor o colaboracionista con la dictadura de entonces.

Alicia Oliveira era jueza hasta que el proceso militar la despidió. La ex Defensora del Pueblo habló sobre el compromiso de Bergoglio con los perseguidos: “Cuando alguien se tenía que ir del país, él siempre estaba”.

Alicia Oliveira conoce bien, además, la historia del secuestro de los dos curas, Francisco Jalics y Orlando Yorio, historia que es usada para acusarlo de colaborar con la dictadura : “Los dos curas eran jesuitas. No estaban en la Villa 1.11.14 sino en el Barrio Rivadavia. Ellos tenían un grupo ahí, donde también estaba la hija de Emilio Mignone”.

“Les dijo que se fueran, que era muy riesgoso; pero no había forma, se querían quedar”, dice Oliveira quien recuerda que, de todos los que militaban allí, los únicos que sobrevivieron fueron los dos curas.

Según la ex Defensora del Pueblo porteña, “Bergoglio habló con todo el mundo, con Massera y Videla también”. La posibilidad de acceder a esos jerarcas de la dictadura era por su cargo en la Compañía de Jesús, donde se controla a los jesuitas de todo el mundo. En el libro "El jesuita", Bergoglio dice que se movió “como loco" para lograr la liberación de los sacerdotes, lo que finalmente consiguió.

Alicia Oliveira, quien fue secretaria de Derechos Humanos de Cancillería, en los tiempos de Rafael Bielsa ministro y Néstor Kirchner presidente, cultivó la amistad con el flamante pontífice durante todos estos años.


Jalics dijo que está reconciliado con el nuevo Papa. Incluso, han celebrado misa juntos.

Bergoglio recordó también que ayudó a muchos a esconderse. "Escondí a unos cuántos. No recuerdo exactamente el número, pero fueron varios", entre ellos, tres seminaristas que encontraron refugio en el colegio Máximo de la Compañía de Jesús de San Miguel donde en ese momento vivía el futuro pontífice.

La pantalla para esconderlos era informar que los religiosos eran trasladados para hacer "ejercicios espirituales".

Incluso, Bergoglio se jugó el pellejo al sacar por la frontera de Foz de Iguazú a un joven que era muy parecido a él. Le dio su cédula de identidad y lo disfrazó de cura con una sotana negra y el clergiman –el cuellito blanco que usan los sacerdotes- para que pudiera exiliarse y lo encomendó a Dios. "Salvó su vida", recordó.

"Hice lo que pude con la edad que tenía y las pocas relaciones con las que contaba, para abogar por personas secuestradas. Llegué dos veces a ver al general (Jorge Rafael) Videla y al almirante (Emilio) Massera", señaló.

En 1976, Bergoglio, escribió una carta a un hermano del desaparecido sacerdote jesuita Franz Jalics. Bergoglio garantizó el apoyo a la familia: "He realizado muchas acciones ante el gobierno, para que su hermano sea liberado. Hasta ahora no hemos tenido éxito. Pero no he perdido la esperanza de que su hermano pronto será hallado."

Jalics y su hermano en la orden Orlando Yorio habían sido detenidos en un barrio pobre de Ciudad de Buenos Aires por soldados de la Junta Militar. Jalics estuvo desaparecido 5 meses. Anteriormente había existido un conflicto entre ambos sacerdotes y Bergoglio, quien consideró el puesto de trabajo en la zona, demasiado peligroso. Argentinos defensores de los derechos humanos y periodistas acusan a Bergoglio de haberle retirado su protección a los sacerdotes jesuitas y delatado a la Junta.

Jalics creía en la traición de Bergoglio

Después de una investigación del Frankfurter Allgemeine dominical, la familia de Jalics no tiene ninguna evidencia acerca de esa afirmación. La carta de Bergoglio continúa: "Tengo a este asunto algo mío personal. Las dificultades que su hermano y yo hemos tenido a lo largo de la vida religiosa no tienen nada que ver ",

También: "Lo amo y haré todo lo que pueda, para conseguir liberarlo".

De acuerdo con la familia de Jalics, él estuvo convencido que Bergoglio lo había entregado a él y a Yorio a la Junta porque no estaba de acuerdo con su trabajo en los barrios bajos. Varias veces le había dicho claramente a su hermano, que también había recibido una carta de Bergoglio. Pero a fines de los '80, hubo una reunión entre Bergoglio y Jalics, quien dijo después que Bergoglio se había disculpado por las diferencias. Luego, Jalics quemó todos los documentos de la época.
.

Por su parte el ex fiscal Julio Strassera, reconocido por la acusación en el histórico juicio a las juntas militares, consideró hoy "una canallada" la intención de algunos sectores del oficialismo de vincular al cardenal Jorge Bergoglio, actual Papa Francisco, con la dictadura.

"Todo esto es una canallada, absolutamente falso, en todo el juicio no hubo una sola mención a Bergoglio y en el ‘Nunca Más’ menos”, afirmó Strassera.

Y acusó al kirchnerismo de ser "tan megalómanos tanto los partidarios como la presidente" Cristina Fernández.

"No pueden soportar que alguien a quien han despreciado antes esté por encima de ellos tanto en Argentina como en el mundo y esto para ellos es insoportable", añadió en diálogo con radio Mitre en Argentina


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada